Los inversionistas están buscando ideas que les abran caminos a nuevos mercados en 2022, por lo que les piden a sus asesores financieros diversificación de su portafolio y agilidad frente a un escenario cambiante y de tasas negativas. ¿Cómo alcanzarlo?

Los inversionistas globales retoman poco a poco la confianza tras la crisis y ajustan sus planes de cara a un 2022 que provocará un efecto de rebote en muchos sectores, siendo el inmobiliario uno de los protagonistas gracias a su cualidad de ser una reserva de valor en medio de la incertidumbre.

La Pop- Fin-Tech Estating es una respuesta a esta tendencia y a través de su plataforma digital es capaz de conectar la oferta de inmuebles con la demanda global, democratizando el acceso a bienes de primer nivel a los inversionistas a través de sus asesores financieros.

Gracias a esta plataforma se pueden realizar inversiones fraccionadas en el mercado inmobiliario en diferentes ciudades del mundo y sin barreras, ya que se realiza a través de un título financiero como si se tratara del mercado de acciones.

La compañía, que ofrece costos y comisiones atractivas en el mercado primario y secundario, permite realizar inversiones desde 50.000 euros o el valor equivalente en la moneda del certificado actual. Todo el proceso se realiza a través de su plataforma, que es fácil y segura de usar.

En resumen, los inversionistas cualificados (QI) pueden acceder a este universo de propiedades a través de su asesor financiero y con un usuario en la plataforma, en la que pueden explorar los diferentes inmuebles a través de códigos QR. “Haga clic en ‘Interesado’ o ‘Invertir’ en la propiedad específica que le guste, automáticamente se nos enviará un correo electrónico indicándonos su interés”, dice la empresa

La importancia de un portafolio diversificado

En un escenario de alta competencia, tasas nominales negativas, los inversionistas les exigen a los asesores financieros estar preparados con un portafolio novedoso y sobre todo diversificado que les permita sortear los retos que se plantean tras la pandemia. Diversificar en economía real y tangible.

Justamente, la crisis del coronavirus puso de manifiesto que los planes pueden cambiar y hay que estar preparados para actuar rápido frente a las circunstancias, o ante la competencia, por lo que los asesores financieros se han adoptado a esta dinámica que exige agilidad y sobre todo un enfoque claro en los clientes.

En EE.UU., de acuerdo a cifras de Statista, hay unos 13.500 asesores financieros registrados ante la Comisión de Bolsa y Valores de ese país, que gestionan activos cercanos a los US$110 billones y no solo compiten entre ellos sino también con los robo-advisors de las fintech.

Estating, acorde a esta tendencia, maximiza las capacidades de los asesores financieros y les permite expandir su cartera hasta en un 15 % con clientes actuales y potenciales, así como mejorar el perfil de riesgo-retorno de sus carteras con “activos inmobiliarios tangibles”. Los asesores financieros también reportan mejoras en la relación con los clientes al ofrecer un servicio integrado y que además está respaldado por la normativa bancaria en el sistema financiero.

¿Cómo funciona la plataforma de Estating?

En la plataforma los asesores financieros podrán acceder a un amplio catalogo de propiedades disponibles para enseñárselas a sus clientes y una vez estos se decidan por alguna Estating sirve de puente para cumplir con los procesos administrativos, por lo que factores como el idioma, la información sobre costos y leyes locales no son un problema para acceder a este negocio.

La compañía enfoca su portafolio en propiedades residenciales de primer nivel, es decir, inmuebles con un valor medio de 1 millón de euros, que “ofrecen no solo un beneficio financiero sino también emocional a los inversionistas”.

El mercado de lujo se está expandiendo a medida que las necesidades de los millennials más adinerados apuntan a “hogares más grandes con comodidades especiales” y representan una fuerza creciente en la demanda de estos bienes, de acuerdo al informe 2021 Luxury Outlook de Sotheby’s.

Además, en este documento se cita información de la consultora estadounidense Bain & Company para indicar que para el 2025 se estima que los jóvenes de la generación de los millennials podrían representar el 45 % de las ventas de bienes de lujo, con lo que el futuro de estas inversiones es prometedor.

Solo por citar un ejemplo, en Manhattan, Nueva York, se está viviendo un ‘boom’ de la demanda de los bienes de lujo a medida que los inversionistas más adinerados vuelven a tomar confianza y se motivan con las bajas tasas de interés, lo que se evidencia en la venta de propiedades por encima de los US$50 millones en ese mercado, según un informe de CNBC.

Y aunque muchos inversionistas tienen interés por acceder a este mercado, aún tienen prevenciones para hacerlo ante la experiencia que tienen con modelos anticuados que los alejaron de esas inversiones.

En la otra orilla, Estating se constituye como una opción para aquellos clientes que quieren maximizar sus rendimientos, pero que a la vez buscan que sus inversiones permanezcan seguras en un modelo que genere valor agregado y sobre todo que no les haga perder tiempo.

Según lo dice la misma empresa, los clientes ahora buscan “una administración rápida, eficiente y perfecta”, en un escenario en el que las proptech han generado eficiencias que hacen olvidar los lentos procesos burocráticos del pasado.

Share this article